Menú Cerrar

Día Mundial del Sida 2022: Mucho camino recorrido, mucho por recorrer

Cada 1 de diciembre desde el 1988, se celebra el Día Mundial del Sida, y el estigma y la discriminación hacía las personas que viven con el VIH sigue presentándose como una de las principales barreras para lograr el objetivo establecido por ONUSIDA de eliminar el VIH/Sida como amenaza de salud pública para el año 2030.

Esto, sumado a los dos últimos años de la COVID-19 y otras crisis mundiales, el progreso en la respuesta al VIH ha decaído, los recursos se han reducido y como resultado, hay millones de vidas en riesgo.

Se estima que, en el mundo 84,2 millones de personas han contraído la infección por el VIH y 40,1 millones de personas han muerto de enfermedades relacionadas con el sida a lo largo de estos más de 40 años desde los primeros de VIH en el mundo.

DESCÁRGATE EL MANIFIESTO: PORQUE 40 AÑOS SON MUCHOS AÑOS

Avances en España

En 2018 se firmó el PACTO SOCIAL POR LA NO DISCRIMINACIÓN Y LA IGUALDAD DE TRATO ASOCIADA AL VIH, consiguiendo acabar con la exclusión de las personas con el VIH en el acceso a la función pública.

Durante este año se está trabajando para facilitar el acceso real a los seguros para las personas con el VIH, logrando que las personas tengan acceso a terapias oncológicas como las terapias CAR-T y también se ha aprobado la ley integral para la igualdad de trato y la no discriminación, que, por primera vez, especifica la serofobia como una causa discriminación.

Este año se ha aumentado en un 30% la aportación al Fondo Global para la lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria, comprometiendo una contribución de 130 millones de euros para los próximos 4 años. Además, nos hemos quedado muy cerca de conseguir los objetivos intermedios 90-90-90 de ONUSIDA para 2020.

Queda mucho por hacer

En España se siguen produciendo entre 3400 y 4000 nuevas infecciones anualmente y no se logra reducir las cifras de diagnóstico tardío que superan el 45% de los nuevos diagnósticos.

Ramón Espacio, secretario general de Cesida, remarca que “Somos el único país de Europa donde no existe la especialidad de enfermedades infecciosas, lo que compromete el futuro de nuestra atención médica. La razón que justifica esta especialidad es en beneficio a los pacientes, los pronósticos de con infecciones graves y/o complejas, mejoran cuando son atendidos por especialistas.”

En cuanto a la PrEP, siguen existiendo listas de espera y en la mayoría de los casos las CCAA han puesto en marcha esta nueva prestación sin incrementar los medios humanos y materiales necesarios, lo que ha supuesto una sobrecarga de trabajo en unos servicios sanitarios ya muy saturados.

El CHEMSEX (uso problemático de drogas en contextos sexuales) sigue sin repuesta por parte de las administraciones competentes, siendo las entidades sociales las que estamos dando respuesta con muy pocos recursos.

Reyes Velayos, presidenta de Cesida, afirma que “Durante este año en la Comunidad de Madrid, debido a un cambio de un proceso administrativo y por una interpretación torticera de la legislación estatal, hemos visto como se les denegaba el tratamiento a personas con el VIH en situación administrativa incierta, situación que parece estar solucionándose gracias a la insistencia de las ONG.”

“Por ello demandamos que se apruebe la Ley de medidas para la equidad, universalidad y cohesión del Sistema Nacional de Salud y que esta sea plenamente inclusiva, reconociendo el derecho a la atención sanitaria en igualdad de condiciones a todas las personas que viven en España, independientemente de su situación administrativa, su tiempo de residencia o la Comunidad Autónoma donde residan.” Recuerda Reyes Velayos, presidenta de Cesida.

El primer Pride Positivo de la historia

Este año, por primera vez en la historia, desde Cesida se ha celebrado la primera marcha del Pride Pride Positivo que ha reunido en la capital a entidades de todo el país y a más de 2.000 personas el pasado 19 de noviembre, para visibilizar y servir como una “salida de armario” masiva para las más de 150.000 personas que viven en España con el VIH y acabar con el estigma que tras más de 40 años seguimos sufriendo, gritando bien alto que Indetectable es = a Intransmisible.

Ramón Espacio, secretario general de Cesida comenta que, “Aproximadamente una de cada trescientas personas en España vivimos con el VIH, sin embargo, un 63% de la población manifiesta que no conoce a ninguna persona con el VIH y tan solo un 5,6% manifiesta que mantienen una relación estrecha con alguna persona con el VIH. En parte, esto se debe a que muchas personas con el VIH siguen siendo invisibles y no comparten su situación con la familia, las amistades o compañeros de trabajo por miedo a la discriminación, o a perder el trabajo”.

DESCÁRGATE EL MANIFIESTO: PORQUE 40 AÑOS SON MUCHOS AÑOS

 

Artículos relacionados