Menú Cerrar

Más de 2.000 personas participan en la Marcha Positiva contra el estigma del VIH y sida

Unas 2.300 personas, de entidades de todo el país, se han dado cita en la capital para acabar con el estigma que siguen sufriendo más de 150.00 personas que viven con el VIH en España. Esta marcha pretende ser una “salida del armario” masiva de personas con el VIH para dar visibilidad, romper tabús y estigmas asociados a la infección.

Hoy, sábado 19 de noviembre ha tenido lugar la primera Marcha Posithiva de la historia, conquistando las calles y dando la cara por las más de 150.000 personas con VIH en España que no se atreven a revelar su estado serológico por las consecuencias. La marcha ha estado encabezada por personas con el VIH bajo el lema “Luchemos contra el estigma, seamos visibles”, dando la cara y siendo visibles para acabar con el estigma asociado al VIH.

Ramón Espacio, secretario general de CESIDA y persona con el VIH señala “Aproximadamente una de cada trescientas personas en España vivimos con VIH, sin embargo, un 63% de la población manifiesta que no conoce a ninguna persona con VIH y tan solo un 5,6% manifiesta que mantienen una relación estrecha con alguna persona con el VIH. Esto se debe a que muchas personas con el VIH siguen siendo invisibles y no comparten su situación con la familia, las amistades o compañeros de trabajo por miedo a la discriminación, o a perder el trabajo”

A la marcha se han querido unir políticos como Eduardo Rubiño o Carla Antonelli, que resalta la importancia de esta marcha “Por todas esas personas valientes que han estado dando la cara a lo largo de cuatro décadas, haciendo activismo, visibilizándose, sensibilizando a la población contra el estigma y la discriminación”.

Para Ramón Espacio “Todas las personas sabemos lo que ha ocurrido en estos más de cuarenta años de pandemia. Las historias de dolor, soledad, invisibilidad enfermedad, muerte y discriminación asociadas al VIH que han sufrido y siguen sufriendo millones de personas en nuestro mundo. Pero también sabemos del maravilloso relato de lucha, resistencia y conquistas de derechos de una comunidad, que junto a LGTBI+, ha cambiado el mundo y la respuesta al VIH”.

La marcha ha concluido con la lectura del manifiesto de Supervihvents, una red de personas pertenecientes a las primeras generaciones de diagnosticados y diagnosticadas con infección por VIH/sida y de la actuación del coro Voces LGTB de Madrid.

«A veces la gente me dice que por qué lo digo si no es necesario. Para mí sí lo es. Para mí sí es necesario reivindicarme porque lo personal es político, sobre todo para aquellas personas que no tienen un espacio seguro y que no lo pueden visibilizar y lo sufren en silencio» añade Oliver Marcos, miembro de la junta directiva de Cesida.

Artículos relacionados