Menú Cerrar

Información sobre la viruela del mono

 Situación actual en Europa, resto del mundo y España.

En Europa, a 27 de mayo, se han notificado un total de 191 casos confirmados de MPX: la mayoría son hombres jóvenes con antecedente de relaciones en contextos sexuales de riesgo.

En el resto del mundo, se han notificado un total de 30 casos confirmados de MPX.

En España ,a día 27 de mayo, el Centro Nacional de Microbiología(CNM) del Instituto de Salud Carlos III ha analizado muestras pertenecientes a 200 casos sospechosos. Entre ellos, 20 han sido positivos a MPX tras la secuenciación parcial del virus; en las muestras de 78 casos se ha detectado, por PCR, Orthopoxvirus diferente al virus de la viruela humana y se está a la espera de resultados de secuenciación;n102 muestras han resultado negativas para Orthopoxvirus.

El riesgo de contraer la viruela de los monos no se limita a las personas sexualmente activas ni a los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres. Cualquiera que tenga contacto físico cercano con una persona infecciosa puede infectarse. Cualquiera que tenga síntomas que sugieran la viruela de los monos debe evitar el contacto físico cercano y buscar consejo inmediato de profesionales de la salud.

  • No hay necesidad de preocuparse. La infección viral es rara y generalmente se cura por sí sola. Las infecciones son casi siempre leves.
  • El virus es difícil de transmitir de persona a persona. La transmisión es posible con contacto físico cercano o contacto con ropa usada, ropa de cama o toallas.
  • La viruela de los monos se transmite de persona a persona a través del contacto físico cercano (incluido el sexual). El riesgo no se limita a las personas sexualmente activas o a los hombres que tienen sexo con hombres.
  • En caso de síntomas, comuníquese con un médico especialista por teléfono; nunca visite una consulta sin previo aviso.

El virus de la viruela del simio (MPXV) se identificó por primera vez en los monos, de ahí el nombre. Sin embargo, se cree que en realidad se encuentra principalmente en roedores (por ejemplo, ardillas o ratas). La transmisión a humanos es posible, por ejemplo, a través de mordeduras, fluidos corporales (infección por gotitas) y consumo de la carne. Pertenece a la familia de la viruela, pero es mucho más leve que la viruela humana y tampoco es tan infecciosa.

Los síntomas aparecen de 5 a 21 días después de la infección:

  1. Fiebre.
  2. Dolor de cabeza, dolor muscular y articular.
  3. Ganglios linfáticos inflamados.
  4. Entre 1 y 5 días después de la fiebre: una erupción en la piel. Suele concentrarse en la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies, pero también en la boca, los genitales, el ano y los ojos. Esta erupción consiste en lesiones cutáneas que inicialmente son lisas, luego se elevan, se transforman en vesículas con líquido, luego en pústulas y terminan con forma de costras que luego se caen y desaparecen.

Si es así, busca atención médica de inmediato y evita el contacto físico cercano y el sexo hasta que tengas un resultado negativo.

Si los síntomas son leves, no acudas a un centro sanitario. Aíslate en una habitación en tu domicilio y llama al teléfono 112 o al número que tenga habilitado tu comunidad autónoma informando de la situación. Desde los servicios de emergencia/salud pública se te informará de los pasos a seguir para que las medidas a adoptar sean más seguras para tu salud y la de los demás.

Si tienes síntomas graves que puedan requerir atención hospitalaria, acude a tu centro sanitario más cercano. Si puede ser, no utilices transporte público, y ponte una mascarilla quirúrgica. Informa a tu llegada al personal sanitario de tus sospechas.

  • Si es así, sigue las instrucciones del profesional médico y evita cualquier contacto cercano con personas y animales.
  • Informa a todos tus contactos cercanos y parejas sexuales que hayas conocido desde el inicio de los síntomas similares a los de la gripe.
  • Si la enfermedad y el aislamiento te están estresando psicológicamente, busca el apoyo de un profesional.

Solo el contacto físico cercano con una persona infecciosa puede resultar en una infección. Si es así, se aplica lo siguiente:

  • Controla tu  salud y auto-examínate. Aunque las erupciones suelen aparecer tras los síntomas gripales, puede no ser siempre el caso.
  • Informa de cualquier síntoma, especialmente fiebre o sarpullido, a un profesional de la salud de inmediato.
  • Evita el contacto físico y sexual y el contacto con animales durante tres semanas.
  • Si tu situación te está estresando, busca el apoyo de un profesional.

Esto aún no se ha aclarado. Desde el punto de vista médico, no hay ninguna razón por la que la viruela de los monos deba transmitirse principalmente durante las relaciones sexuales entre hombres. Es más probable que el virus se haya llevado accidentalmente a contextos sexuales de HSH y se haya transmitido allí. En consecuencia, las personas heterosexuales también deben contactar a los profesionales médicos de inmediato en caso de síntomas correspondientes y contacto físico cercano con una persona infectada.

En la mayoría de las personas con sistemas inmunitarios sanos, la viruela de los monos parece tener un curso más leve.

Sin embargo, en algunos casos, puede producirse una enfermedad grave, sobre todo en niños, embarazadas, adultos jóvenes y personas inmunocomprometidas que pueden necesitar atención hospitalaria.

Las complicaciones pueden incluir infecciones bacterianas secundarias en las lesiones de la piel, neumonía, sepsis, encefalitis e infección de las córneas.

De 1 a 3 días aproximadamente después de la aparición de los primeros síntomas (fiebre, dolor de cabeza, dolor en las articulaciones, dolor muscular) aparece una erupción en la piel. La erupción desaparece después de unos 21 días desde el inicio de los síntomas y pasa por varias etapas:

  1. Manchas sin relieve: la erupción generalmente comienza en la cara o el área genital y dentro de las 24 horas se extiende a otras partes del cuerpo, como brazos y piernas, así como a manos y pies, incluidas las palmas y las plantas de los pies.
  2. Pápulas: las manchas comienzan a convertirse en nódulos elevados.
  3. Vesículas: después de unos cuatro a cinco días, las ampollas afectadas se llenan de un líquido transparente.
  4. Pústulas: al cabo de unos seis días, las vesículas están muy abultadas y llenas de un líquido amarillento opaco.
  5. Costras: las pústulas forman una costra, que se caen después de aproximadamente una semana.
  6. Tras la caída de las costras, ya no es posible la transmisión.

No existe una vacuna específica para la viruela de los monos. Sin embargo, parece que la vacunación contra la viruela humana también puede dar algún tipo de protección contra la viruela de los monos, que es mucho más débil. Por lo general, debe evitarse el contacto con partes del cuerpo infectadas, lesiones cutáneas similares a las de la viruela humana.

Si se producen cambios inusuales en la piel, busca atención médica de inmediato. Evita el contacto físico cercano con otras personas y presta atención a la higiene (por ejemplo, evita el contacto con la ropa, las toallas y la ropa de cama de las personas infectadas).

Las personas enfermas deben estar en una habitación separada del resto de convivientes hasta que todas las lesiones hayan desaparecido, especialmente si son extensas o hay síntomas respiratorios.
Se deben seguir las normas básicas de higiene (lavado de manos frecuente con jabón o antiséptico) y evitar el contacto directo con fluidos corporales y lesiones cutáneas de la persona enferma, así como evitar el contacto con objetos que pudieran estar contaminados por esos fluidos.

El protocolo de actuación contempla medidas para el seguimiento de aquellas personas que hayan podido estar en contacto con una persona diagnosticada con viruela de los monos. En este caso, no hay que acudir a un centro sanitario sino llamar al teléfono 112 o al número que tenga habilitado su comunidad autónoma, informando de la situación. Desde los servicios de emergencia / salud pública se valorará el nivel de riesgo y se informará a la persona de los pasos a seguir para que las medidas a adoptar sean más seguras para su salud y la de los demás.

La mayoría de las veces la viruela de los monos no requiere ningún tratamiento. Como regla general, la enfermedad se cura por sí sola. Si es necesario, los síntomas (p. ej., fiebre y dolor) pueden tratarse o aliviarse.

Hay antivirales que pueden ser utilizados con cierta eficacia en caso de aparición de síntomas graves en personas con viruela de los monos.

Existen evidencias de que la vacuna de la viruela humana reduce el riesgo asociado a esta enfermedad, sin embargo, no existe una indicación clara para su utilización de forma masiva.

Los virus de la viruela de los monos pueden sobrevivir y ser infecciosos en superficies (p. ej., vasos, cubiertos, mesitas de noche) o telas (p. ej., ropa de cama o toallas) durante largos períodos de tiempo (de días a meses). Por lo tanto, es necesaria una buena higiene.

No. La viruela del mono puede afectar a cualquier persona. Tampoco es una infección de transmisión sexual en sentido estricto. El contacto físico cercano, que es posible no solo durante las relaciones sexuales, es suficiente para la transmisión.

Actualmente, no se puede aportar información fiable al respecto. Sin embargo, parece plausible que las personas con VIH que siguen una terapia que está funcionando y con un buen estado inmunitario no están en mayor riesgo que otras. Las personas con sistemas inmunitarios gravemente debilitados podrían correr un mayor riesgo de infección y experimentar una enfermedad más grave. Sin embargo, todavía faltan datos fiables al respecto.

Fuentes: Dirección General de Salud Pública, Ministerio de Sanidad (2022); Aids-Hilfe Schweiz (Federación Suiza contra el SIDA) (2022); Dr. Gay (2022); elaboración propia (2002).
Referencias:
Dirección General de Salud Pública, Ministerio de Sanidad (2022). Información general sobre las agrupaciones de casos de viruela de los monos (Monkeypox): preguntas más frecuentes. En https://www.sanidad.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/alertaMonkeypox/home.htm
Aids-Hilfe Schweiz (2022). Information on Monkeypox, Aides Hilfe. En https://aids.ch/en/faq/monkeypox/
Dr. Gay (2022). Information on monkeypox. En https://drgay.ch/en/monkeypox

A continuación, recogemos información publicada hasta la fecha sobre la viruela del mono:

Alerta de viruela de los monos en España y otros países de Europa

Cesida recuerda que no existen virus que ataquen específicamente a una población por su orientación sexual u otra condición social

Seguir leyendo: Cesida

Darias confirma 323 casos de viruela del mono y dice que a finales de mes llegarán 5.000 dosis de la vacuna de Bavarian

Seguir leyendo: elDiario.es

Las autoridades sanitarias europeas aportan información sobre el brote de viruela símica detectado en el continente

Las personas con múltiples parejas sexuales serían […]

Seguir leyendo: gtt

Se registran más casos de viruela símica en diversos países

Aunque la mayor parte de los casos afectan a hombres gais cualquier persona podría adquirir el virus a través de un contacto personal estrecho […]

Seguir leyendo: gtt

El riesgo del estigma en torno a la viruela del mono: ni es una ETS ni se transmite solo entre hombres

La mirada hacia el colectivo de gays y bisexuales, donde se concentran los casos, ha despertado las quejas […].

Seguir leyendo: eldiario.es

Artículos relacionados