Menú Cerrar

Las mujeres con VIH están expuestas a mayor riesgo de violencia de género

En las mujeres que se encuentran en una relación abusiva aumenta considerablemente el riesgo de infección por el VIH.
mujeres-vihEn el Día Internacional de las Mujeres, que se conmemora este domingo, la Coordinadora estatal de VIH y sida, CESIDA, apoya el lema de la ONU “Empoderando a las Mujeres, Empoderando a la Humanidad: ¡Imagínalo!” con el objetivo de construir un mundo en el que cada mujer y cada niña pueda vivir en sociedades sin violencia ni discriminación.
Las mujeres que viven bajo alguna forma de violencia basada en el género presentan dificultades para ejercer sus derechos como personas y tomar decisiones de forma autónoma sobre su cuerpo y su salud sexual y reproductiva, por lo que están más expuestas a embarazos no deseados, a la infección por el VIH y a otras infecciones de transmisión sexual.
En las mujeres que se encuentran en una relación abusiva aumenta considerablemente el riesgo de infección por el VIH debido al miedo a las consecuencias de oponerse a una relación sexual no deseada, al temor al rechazo si intenta negociar relaciones sexuales más seguras, y a la propia coerción y manipulación emocional a las que se ven sometidas.
Al mismo tiempo, la infección por el VIH, con su carga de discriminación, actúa como un factor de vulnerabilidad que puede provocar la aparición de la violencia de género que sufren las mujeres o intensificar sus efectos.
El diagnóstico del VIH en mujeres víctimas de violencia machista “implica un mayor sentimiento de culpa y vergüenza, que repercute de manera muy negativa en su estado psicosocial”, afirma Miguel Luis Tomás, secretario general de CESIDA.
Diversos estudios, tal como recoge Alberto Martín-Pérez (FELGTB) en su trabajo Intersecciones entre la infección por VIH y la violencia del compañero íntimo, han mostrado que las mujeres con infección por el VIH pueden estar en riesgo de sufrir episodios de violencia, desde insultos a agresiones físicas y sexuales, tras comunicar su estado serológico a sus parejas.
En cuanto a las estrategias de prevención del VIH y otras infecciones de transmisión sexual, “éstas deben abordar la desigualdades existentes entre el hombre y la mujer, puesto que en muchas ocasiones las normas sociales y las costumbres sitúan a la mujer en una situación de mayor riesgo frente a la exposición al VIH”, apunta Alexandra Pérez, vocal de Comunicación de CESIDA.
Así, la Coordinadora estatal de VIH y sida manifiesta la necesidad de deconstruir los roles de género, asignando nuevos valores de igualdad y equidad que favorezcan la prevención y fortalezcan la autoestima y la capacidad de negociación de las mujeres, capacitándolas para su autocuidado.
CESIDA insiste en el cumplimiento por parte del Gobierno de los objetivos reflejados en la Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, entre los que se encuentra el promover una atención a la salud sexual en los distintos ámbitos asistenciales, basada en la calidad, equidad y enfoque de género, dentro del marco de los derechos sexuales y reproductivos, teniendo en cuenta los diferentes contextos de vulnerabilidad y diversidad.

Artículos relacionados