Menú Cerrar

La disminución auditiva, más común en personas con VIH

“Aún se necesitan estudios más grandes y analíticos sobre los efectos del VIH y los fármacos ARV en la audición para comprender mejor los desafíos y mejorar la atención y el tratamiento”.
oido_VIHLas personas que viven con el VIH están expuestas a un aumento del riesgo de perder audición, según demuestra un nuevo estudio. “Esto respalda la noción de que hay que realizarles controles auditivos a los pacientes con VIH en todas las etapas de la infección”, aseguraron el doctor Jean Valentin F. Fokouo, de la Universidad de Yaunde (Camerún), y su equipo.
“El seguimiento clínico y audiológico es fundamental y hay que tomar medidas adecuadas apenas aparece un síntoma auditivo”, agregaron. Las personas con VIH tienen el doble de riesgo de padecer enfermedades otolaringológicas que la población general, detalló Fokouo. “Muchos trastornos auditivos se deben a un aumento de la incidencia de la enfermedad de los oídos que provoca el VIH o las infecciones oportunistas y los fármacos ototóxicos”, escribe el equipo en JAMA Otolaryngology-Head & Neck Surgery.
La terapia antirretroviral altamente activa o HAART, por su sigla en inglés, es gratuita en Camerún desde 2007, pero, hasta ahora, nunca se había estudiado en ese país la relación entre el VIH, la HAART y la audición. Para eso, el equipo comparó la función auditiva de 90 pacientes con VIH y de 90 personas sin VIH que no tenían antecedentes de pérdida auditiva o el uso de fármacos ototóxicos. El primer grupo incluía a 30 pacientes que nunca habían utilizado la HAART, a 30 pacientes que sólo habían utilizado esa terapia y a 30 pacientes que utilizaban la HAART como tratamiento de segunda línea.
El equipo observó que 41 participantes VIH positivos teníansíntomas otológicos: disminución auditiva, mareos, tinnitus yotalgia, comparado con 13 participantes del grupo control (VIH negativos) (p=0,04). La audiometría de tonos puros permitió detectar la pérdida auditiva en 49 personas VIH positivas (27,2 por ciento de los oídos) y en 10 personas del grupo control (5,6 por ciento de los oídos) (p=0,04).
Los autores no detectaron diferencias en la función auditiva o los síntomas entre los tres subgrupos de participantes con VIH. La edad, el sexo, el conteo de CD4 y la antigüedad de la HAART no estuvieron relacionados con la audición.
“Ningún régimen ARV (antirretroviral) demostró ser dañino y no surgieron efectos del VIH claramente diferenciados de los de la HAART -agregan el equipo-. Por lo tanto, es importante seguir educando a los pacientes que viven con el VIH para que reaccionen rápido ante un síntoma, con especial atención en la audición. Aún se necesitan estudios más grandes y analíticos sobre los efectos del VIH y los fármacos ARV en la audición para comprender mejor los desafíos y mejorar la atención y el tratamiento”. Los autores declararon no recibir financiación externa.
Agencias 

Artículos relacionados