Menú Cerrar

CESIDA denuncia que la falta de información sobre el VIH interfiere en las posibilidades de que menores con VIH sean adoptados

  • “El desconocimiento de la realidad del VIH no puede ser un impedimento para que niños y niñas se queden sin hogar”, Reyes Velayos, presidenta de CESIDA.

Madrid. 8 de noviembre de 2021. En el Día Mundial de la Adopción, 9 de noviembre, la Coordinadora Estatal de VIH y sida, CESIDA, denuncia el estigma y la discriminación que sufren los niños y niñas con el VIH a la hora de afrontar un proceso de adopción o acogida.

A pesar de que España es uno de los países con mayor número de solicitudes de adopción internacional, la escasez de países que mantiene abiertos España hace que las posibilidades de adopción sean muy limitadas y tampoco se está informando, por parte de las Comunidades Autónomas, de las posibilidades de adoptar o acoger a menores con el VIH, tal como pretendía la coordinadora estatal con su programa ‘Adopta en Positivo’.

“Esta colaboración de las Comunidades Autónomas para sensibilizar e informar a las familias que están en proceso de valoración de una acogida o adopción es fundamental para que estos niños y niñas aumenten sus posibilidades de encontrar un hogar”, incide Reyes Velayos, presidenta de CESIDA.

Para mejorar la supervivencia de estos pequeños en países con alta incidencia de VIH como es África, se desarrollan programas como el ODYSSEY, con antirretrovirales con sabor a fresa para facilitar la ingesta infantil o EMPIRICAL, que es un ensayo clínico que actualmente se está desarrollando en 6 países del África Subsahariana con alta prevalencia de VIH infantil: Costa de Marfil, Uganda, Zimbabwe, Zambia, Malawi y Mozambique.

“EMPIRICAL nos permitirá saber si en los niños de menos de 12 meses con VIH en África es bueno asociar al tratamiento habitual tratamiento específico frente al citomegalovirus y tuberculosis. Estos niños habitualmente no han sido diagnosticados antes de VIH y por lo tanto están muy inmunodeprimidos y no están recibiendo antirretrovirales. Se presentan en el hospital con una neumonía grave que con frecuencia asocia malnutrición, y el riesgo de fallecer es superior al 40 %. Por ello estamos buscando mejores tratamientos para intentar mejorar su supervivencia”, explica Pablo Rojo, investigador principal del estudio y adjunto de la Sección de Infectología Pediátrica del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

“El VIH ya no es una enfermedad mortal, es una enfermedad crónica que permite a cualquier persona, incluidos menores, llevar una vida normalizada siguiendo su tratamiento antirretroviral. Por tanto, este desconocimiento de la realidad del VIH no puede ser un impedimento para que niños y niñas se queden sin hogar”, reclama la presidenta de CESIDA.

Artículos relacionados