Menú Cerrar

La Caixa impulsa viviendas tuteladas para la inserción de personas con VIH en Castellón

El programa permitirá abordar temas sanitarios, sociales y emocionales y promover una vivienda asequible y social.
LOGOOBRA SOCIAL LA CAIXALa Obra Social «la Caixa» ha concedido ayudas por valor de 12.600 euros a un proyecto que actuará en la provincia de Castellón, seleccionado dentro de la convocatoria de Viviendas Temporales de Inclusión Social. Esta se enmarca dentro del Programa de Ayudas a Proyectos de Iniciativas Sociales que impulsa anualmente la entidad y que este año prevé destinar 17 millones de euros a las siete convocatorias en que se diversifica. Todas aquellas organizaciones sin ánimo de lucro que trabajan en pro de colectivos vulnerables pueden acceder a dicho programa y presentar su proyecto a la convocatoria que promueva sus mismas línea de actuación.
La Obra Social «la Caixa» abre anualmente la convocatoria de Viviendas temporales de inclusión social para dar impulso a proyectos desarrollados por entidades que ofrecen una atención integral en el marco de sus programas de recursos residenciales para promover la inclusión social y la vida independiente de personas con discapacidad o en situación de vulnerabilidad. A través de esta convocatoria que promueve una vivienda asequible y social, la entidad contribuye a superar los retos residenciales actuales de los colectivos más vulnerables.
Objetivo
El objetivo del proyecto La Llar, vivienda tutelada de acogida, atención e inserción de personas con VH/sida, impulsado por la Asociación Ciudadana contra el Sida de Castellón, es posibilitar un espacio de acogida e integración social y laboral de 20 personas con VIH/sida en exclusión social, a través de programa educativo y formativo, que permita abordar aspectos sanitarios, emocionales, de autogestión, sociales, relacionales, formativos, de uso del tiempo libre y facilite la posibilidad de empleo para la plena autonomía.
La propuesta pretende, mediante educación para la salud y formación, conseguir la plena autonomía de los usuarios que permanezcan mas de diez meses en la vivienda, preparándoles para afrontar la toma de decisiones adecuadas respecto a su situación sanitaria y las medidas para conseguir la estabilidad en la infección por VIH y otras patologías diagnosticadas.
El proceso incluye aspectos como el adiestramiento de las habilidades domesticas necesarias para la correcta gestión de una vivienda (orden, limpieza, administración, economía, cocina, alimentación, lavandería, reciclaje selectivo de residuos…); la sociabilidad y la adquisición de hábitos y conductas sociales (la negociación, diálogo, debate y escucha); talleres de fomento de habilidades y participación en asambleas para toma de decisiones (negociación, planificación de actividades…); y también se trabaja después del primer trimestre de estancia las capacidades personales mediante itinerario personalizado de inserción.
Levante de Castellón

Artículos relacionados