Menú Cerrar

Más de 300 parejas con VIH o hepatitis logran embarazos con lavado de semen en Andalucía

La técnica, única en el SAS, se engloba en un programa de atención a los deseos reproductivos de personas con enfermedades infecciones transmisibles. 

congelacion-de-semen-indicacionesMás de 300 parejas con enfermedades infecciosas como VIH o hepatitis B y C han participado desde el 2006 en un programa reproductivo que incluye entre sus técnicas el lavado de semen, único en el sistema sanitario público andaluz y uno de los pocos de España, lo que ha posibilitado un centenar de embarazos. José Antonio Castilla, director del Laboratorio de Embriología del Hospital Universitario Virgen de las Nieves, ha destacado que la Unidad de Reproducción Asistida de este centro de Granada es referente autonómico para técnicas especiales de reproducción asistida.
La técnica de lavado de semen se engloba en un programa de atención a los deseos reproductivos de personas con enfermedades infecciones transmisibles, como el VIH y las hepatitis de tipo B y C, del que se han beneficiado desde su puesta en marcha en EL 2006 un total de 313 parejas.Esos tres centenares de parejas han sido sometidos a 427 ciclos de tratamiento, que han posibilitado 316 trasferencias de embriones y finalmente 124 embarazos, el 39,6 por ciento del total inicial, ha detallado el doctor Castilla. Según este embriólogo, pese a que ha habido años en que los lavados de semen han sumado hasta cuarenta, paulatinamente se ha ido reduciendo su número gracias a los avances en los tratamientos farmacológicos para este tipo de infecciones.Todo ello ha posibilitado que esos pacientes puedan tener sus enfermedades “muy controladas” y que cada vez haya menos parejas que tengan el virus “en sangre”. En aquellos varones que sí tienen VIH “circulante” en sangre y en el semen, lo que permite está técnica es “lavarlo” para diferenciar los espermatozoides del líquido seminal, ha detallado Castilla, que ha explicado que, una vez separados, se manda una fracción de ese esperma al laboratorio de virología y otra parte se congela.
Cuando el laboratorio confirma que los espermatozoides están libres de virus, se toman los que fueron congelados y se inicia el procedimiento hormonal a la mujer que pretende quedarse embarazada a través de fecundación in vitro. En el caso de mujeres infectadas, no se practica el lavado de semen, sino que un equipo compuesto por ginecólogos y especialistas en medicina interna evalúa e indica cuándo se dan las mejores condiciones clínicas de estabilidad en la paciente y existe más baja posibilidad de contagio de la madre al feto.
Dado que se manejan líquidos biológicos que pueden tener virus infecciosos, todo ello se lleva a cabo en un laboratorio independiente que evita cualquier posible contagio del VIH o la hepatitis. El programa está disponible para cualquiera pareja infectada de Andalucía que tenga deseos reproductivos y que pretenda un embarazo sin ningún tipo de riesgo de contagio para el bebé.
Desde su inicio, todo el proceso puede prolongarse durante unos quince meses, de acuerdo con la actual lista de espera, ha señalado Castilla, que ha destacado que el protocolo previsto ha hecho posible que las parejas de otras provincias sólo tengan que viajar hasta la unidad de Granada en dos ocasiones a lo largo del tratamiento. Tras la paulatina reducción en el número de personas que optan por esta técnica, también se ha modificado el perfil de quienes accedían al programa, ya que antes solían presentarse parejas con infección y no esterilidad y ahora se registran más que, además de la infección, son estériles.

Artículos relacionados