Menú Cerrar

Informe de Mortalidad por VIH/sida en España, 2014. Evolución 1981-2014

A pesar de que la supervivencia de los pacientes con infección por el VIH ha mejorado mucho tras la
introducción de los tratamientos antirretrovirales de alta eficacia, ésta sigue siendo una enfermedad grave
que no tiene curación.
MSSSI
La monitorización de las muertes por VIH y sida es un indicador para evaluar la
efectividad de los tratamientos antirretrovirales y las actividades de prevención dirigidas a la lucha contra la
infección por el VIH.
Una de las fuentes de información empleada para vigilar la mortalidad por VIH y sida es la Estadística de
Mortalidad por Causas elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta fuente tiene cobertura
nacional y se obtiene de forma similar en toda la comunidad autónoma; no obstante, como limitación está
el retraso en su publicación.
Los ficheros de datos de defunciones, para codificar la Causa Básica de la Muerte, utilizan la Clasificación
Internacional de Enfermedades (CIE). Durante el periodo 1981-1999 se produjeron diversos cambios en los
criterios de clasificación que han afectado a las defunciones por VIH y sida. Inicialmente se utilizó la
Clasificación Internacional de Enfermedades 9ª revisión (CIE-9), en la cual no existían códigos específicos
para la infección por VIH y sida, dado que en 1975 cuando se estableció esta clasificación, la infección por el
VIH era una enfermedad desconocida; no fue hasta el año 1989 cuando se definieron códigos específicos
para registrar las muertes por VIH y Sida.
Por este motivo, hasta 1989 las defunciones por VIH y sida se registraban en el grupo 279 (Trastornos del
mecanismo de la inmunidad) y sus códigos (279.1, 279.3, 279.8 y 279.9). A partir de 1989, se establece que
las muertes por VIH y sida debían incluirse en uno de los siguientes códigos: 279.5 (sida), 279.6 (complejo
relacionado con el sida) y 795.8 (infección por el VIH). Desde el año 1999 comienza a aplicarse la
Clasificación Internacional de Enfermedades 10ª revisión (CIE-10), en la cual se han incluido códigos
específicos para el VIHLJsida (B20, B21, B22, B23, B24 y R75), por lo que a partir del 2000 sólo se tienen en
cuenta dichos códigos para el cálculo de la mortalidad.
En este informe se describe la mortalidad por VIH y sida en el año 2014 y su evolución durante el periodo
1981-2014.

Artículos relacionados