Menú Cerrar

Calcsicova denuncia que Sanidad quiere "privatizar" la prevención del VIH

El pasado 17 de diciembre, Sanidad publicó las actividades de prevención y atención del VIH, un importe máximo de 80.000 euros (sin IVA) dividido en tres lotes correspondientes a las provincias.
calcsicovaLa coordinadora de Asociaciones de VIH y sida de la Comunidad Valenciana, Calcsicova, ha denunciado la “privatización” de la prevención del VIH y el sida en la Comunitad Valenciana tras la publicación de su licitación por parte de la Conselleria de Sanidad con un presupuesto base de 80.000 euros.
El pasado 17 de diciembre, Sanidad publicó las actividades de prevención y atención del VIH, un importe máximo de 80.000 euros (sin IVA) dividido en tres lotes correspondientes a las provincias, ha recordado la coordinadora en un comunicado.
Con unos criterios de adjudicación en los que se valora en un 80 % el precio ofrecido, en un 10 % la posibilidad de realizar más actividades y en un 10 % la calidad técnica del proyecto, Calcsicova cree que deja patente que “vende y comercializa la salud de las personas al mejor postor, haciendo negocio de la enfermedad”.
La coordinadora cree que con esta medida “se pierde la experiencia de más de 25 años de prevención desarrollada por las ONG, que trabajando día a día a pie de calle, han construido sobre el trabajo y la experiencia estrategias preventivas integrales, integradas y específicas”.
“Esta medida perjudica a la población, ya que se desarrollan actividades de menor calidad, se pierde la coordinación con las entidades que tienen experiencia y hay menos recursos”, ha añadido.
Según la coordinadora, hasta el año 2008, la financiación de los programas de prevención de la transmisión de la infección por VIH y la atención psicosocial a las personas diagnosticadas de infección por VIH recaía en las entidades sociales a través de una Orden de Subvenciones.
“La financiación era pública y transparente, dependiente de una partida económica vinculada para cubrir intervenciones propias de la Generalitat y que por sus propios medios no podían cumplir”, ha explicado.
En 2009, la Generalitat abandonó el sistema público de las subvenciones para sustituirlo por la contratación directa de servicios, mediante contratos menores, que no superaban los 18.000 euros “para evitar fiscalidades y tratando a las asociaciones de afectados como empresas”.
“Estos contratos se realizaban directamente con las entidades, pero no se hacían públicos, además supusieron una importante reducción de la financiación”, ha agregado, a la par que ha indicado que las campañas de sensibilización, la atención a las personas más vulnerables al VIH y las tareas de información para evitar nuevas transmisiones “fueron las actividades más afectadas”.
Calcsicova ha manifestado que “las entidades fuimos obligadas a plegarnos a las directrices de la Conselleria para poder seguir atendiendo a los afectados y mantener la prevención en los colectivos con mayor riesgo o vulnerabilidad y obligadas a convertirnos en entidades privadas”.
La reducción progresiva del apoyo económico de la Conselleria culminó en 2013, en el que se dejó de financiar la prevención realizada por las asociaciones de afectados desde el origen mismo de la enfermedad a mediados de los 80.
“Las entidades, que sí realizaron su trabajo, no recibieron la dotación económica comprometida. Desde entonces y hasta la fecha actual, la Conselleria no ha realizado ninguna actividad de prevención del VIH con el apoyo de las organizaciones, mientras el número de nuevas infecciones sigue aumentando en la Comunitat”, según Calcsicova.
Calcsicova

Artículos relacionados